La técnica de intarsia es útil cuando quieres cambiar entre varios colores para crear un motivo más grande a punto jersey. En esta entrada puedes aprender la técnica para tejer todo tipo de bonitos motivos que cambian de color según un esquema.


Vamos a ver una técnica que a mí me pareció un poco complicada al principio - es la técnica de intarsia. 

Sirve para crear motivos de color en punto jersey, y se teje alternando hilos de diferentes colores.

Parece complicado? No te preocupes: Intarsia no es nada difícil, aunque tiene pinta. De hecho, se aprende bastante rápido. Y lo mejor de todo es que una vez que controles lo básico, se te abre un mundo de posibilidades y bonitos motivos, donde sólo tu imaginación marca los límites. 

¡Prepárate para descubrir un mundo maravilloso! 😍

En esta entrada contestaremos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la técnica de intarsia?
  • ¿Cómo se teje con la técnica de intarsia? (Con videotutorial)
  • Intarsia o Jacquard- ¿qué técnica uso?
  • ¿Qué proyectos se pueden tejer con intarsia?

Primero os explicaremos porqué la técnica de intarsia es tán útil.

👆 Este jersey ‘Sheepy’ se teje con intarsia. Encontrarás el patrón gratuito aquí.

¿Qué es la técnica de intarsia?

Intarsia se usa al tejer con dos o más colores para crear un motivo tejido a punto jersey. 

Lo que hace que la técnica sea especial es que sólo tejes con un color a la vez. Los demás colores los dejas en espera hasta que tengas que usarlos, es decir que no se lleva los demás colores por la parte trasera de la labor. 

Se teje en bloques con distintos colores por lo cual es importante tener organizado el proceso antes de empezar. Para eso se usa un esquema que formará parte del patrón elegido. 

¡Psst! Los cuadros del esquema se leen en la dirección en la que estás tejiendo. 

Se leen de derecha a izquierda cuando estás en el lado derecho, pero de izquierda a derecha cuando estás en el lado revés. Comienza en la esquina inferior derecha.

En la técnica de intarsia es importante prestar atención a los detalles del esquema, incluyendo cuántos colores necesitas para la siguiente vuelta, y si vas a tejer con el mismo color varias veces en la misma vuelta. Por cada cambio de color necesitarás un pequeño ovillo individual. 


👆 Así es como puede verse un diagrama de tejido. Intenta seguir la fila con el dedo para saber cuántas veces tienes que cambiar de color.

Truco: Usa bobinas para hacer ovillos pequeños 

Para tejer intarsia conviene hacer ovillos pequeños de cada color. Para eso necesitas bobinas. La bobina es una herramienta muy práctica cuando quieres tejer con varios colores en la misma labor, ya que preparas los ovillos de todos los colores - y quizá varios ovillos del mismo color - con bobinas. Encontrarás un paquete de 6 unidades aquí.

Videotutorial: Cómo tejer con la técnica de intarsia

En este vídeo te enseñamos cómo tejer con la técnica de intarsia:


Cómo se cambia de color sin dejar agujeros

Cuando tejes con la técnica de intarsia es importante evitar que aparezcan agujeros en los cambios de color. Para ello, gira las dos hebras una alrededor de la otra, como se muestra en el vídeo de arriba. De esa forma enganchas las hebras para un cambio de color fácil y uniforme.

Cómo se añade un nuevo color en el lado derecho

  1. Coloca la hebra con el nuevo color para que el extremo esté situado en el lado derecho de la labor, mientras tu ovillo está en el lado revés.
  2. Sujeta el color anterior y el color nuevo en la mano izquierda, coloca el color anterior sobre el color nuevo.
  3. Continúa tejiendo con el color nuevo


👆 En el frente: Coloca el extremo del hilo del nuevo color en la parte de delante del proyecto. Coloca el color anterior sobre el nuevo y continúa tejiendo con el nuevo color.

Cuando tienes que añadir una nueva hebra en el lado revés, el proceso es el mismo. Coloca el extremo en el lado derecho, que está de espaldas a ti. Tuerce los dos colores colocando el anterior sobre el nuevo y continúa tejiendo.

¡Psst! No te preocupes por los extremos sueltos que aparecen en el lado derecho de la labor. A la hora de rematar los llevarás al lado revés. 😉

Cómo cambiar de color en el lado revés

  1. Trae el color anterior por delante de la labor (lado revés).
  2. Coge el color nuevo que está colgado de la labor, y colócalo sobre el color anterior.
  3. Continúa tejiendo con el color nuevo. 


👆 En el lado del revés: cambia de color llevando el nuevo color al lado derecho del proyecto.

Cómo cambiar de color en el lado derecho

  1. Coloca el color nuevo sobre el color anterior para torcer las dos hebras (en el lado revés).
  2. Continúa tejiendo con el color nuevo. 
Truco: Recuerda tirar continuamente de las hebras sueltas para una superficie uniforme.


👆 En el lado derecho: gira los dos colores uno alrededor del otro.

Fija la hebra continuamente por la parte trasera a la hora de llevarla

En la técnica de intarsia conviene planificar bien el proceso, por eso te recomendamos prestar atención a dónde necesitarás un color específico en la siguiente vuelta. 

A veces es necesario llevar la hebra de un color por la parte trasera de la labor, dependiendo de dónde necesitas tejer con el color en cuestión más adelante. Quizás este truco te suena de otras técnicas de tejer con varios colores. 

Si tienes que llevar un color sobre una distancia de muchos puntos, debes ir fijando la hebra continuamente por la parte trasera de la labor. Se hace - completamente al estilo de la técnica de intarsia en general - girando las dos hebras una alrededor de la otra en el lado revés, y luego continúas tejiendo. De esta manera, evitas esas hebras largas en el lado revés. Fija la hebra después de cada 3-4 puntos.

¿Intarsia o Jacquard? ¿Qué técnica uso?

Quizás ya conoces la técnica de jacquard y estás pensando en usar esa técnica para los cambios de color. Se puede hacer, y tiene sus ventajas, pero también sus desventajas.

La técnica de jacquard es mejor para los cambios frecuentes entre dos colores

La técnica de jacquard se usa para proyectos de Fair Isle. Se teje con dos colores y con cambios frecuentes de color para crear dibujos. 

Es decir que tejes con dos colores a la vez, y el color inactivo se lleva por la parte trasera de la labor. Dado que cambias de color con frecuencia, tiene sentido llevar ambas hebras por la parte trasera, para que siempre las tengas disponibles y puedas cambiar de color libremente.

Sin embargo, la técnica de jacquard no es adecuada para tejer con más de dos colores, ya que la labor coge mucho volumen rápidamente. Si estás tejiendo un jersey, por ejemplo, será bastante pesado y cálido por el volumen de hebras por el lado revés. 

La técnica tampoco es adecuada para cambios de color de mucha distancia, ya que termina con un consumo de hilo innecesariamente grande debido a la hebras inactivas en la parte trasera de la labor. Y necesitamos esas hebras para otros proyectos, ¿verdad?

Otra diferencia entre la técnica de jacquard y la de intarsia es que la técnica de jacquard se teje en redondo, mientras que la de intarsia se teje de ida y vuelta. 

👆 Cuando uses la técnica de intarsia, los cambios de color se verán así en el lado del revés.

Ahorra hilo con intarsia

Con la técnica de intarsia, como se mencionó anteriormente, solo tejes con una hebra a la vez. Esto significa que gastas menos hilo y al mismo tiempo consigues un resultado más ligero.

Por lo tanto, la técnica de intarsia es la opción obvia si quieres crear un motivo grande a punto jersey con más de dos colores, donde puede haber mucha distancia entre los cambios de color.

¿Qué puedo tejer con la técnica de intarsia?

Aquí te enseñamos algunos de nuestros patrones con bonitos motivos que puedes tejer con la técnica de intarsia.

Patrones gratuitos con la técnica de intarsia

Gratis

Ivolo - Jersey

Blusa con escote en V

Ver el patrón aquí