¡Oh no! Justo cuando habías podido empezar con tu nueva labor vas y te encuentras con un nudo en el ovillo. Y no con un nudo cualquiera, no. Uno de los peores, de aquellos con los que una no sabe ni qué hacer. ¡Horror! 

En este post voy a intentar explicar cómo nacen estos nudos y, además, qué podemos hacer para acabar con ellos. 


¿De dónde salen estos nudos? 

Por desgracia no hay manera posible de evitar encontrar nudos en los ovillos. Durante el proceso de producción del hilo el material se hila en hebras de un kilómetro de largo que, a su vez, se devanan en bobinas de grandes dimensiones. Los nudos aparecen cuando hay que cambiar la bobina por una nueva. Además, a veces el hilo puede romperse, con lo que puede haber más de un nudo por ovillo. Para mantener el precio del producto lo más competitivo posible no se descartan aquellos hilos que han sufrido roturas ni aquellos que necesitaron un cambio de bobina. Desechar las materias primas y la cantidad de tiempo que se necesitaría para encontrar los nudos en los ovillos provocaría un incremento en los precios de los hilos altísimo, ya que esas dos soluciones son las únicas posibles para poder garantizar ovillos libres de nudos.

¿Cuántos nudos se consideran lo normal en cada ovillo? 

Esa es la pregunta del millón. Mientras investigaba para escribir este post no pude encontrar ningunas ordenanzas sobre nudos en el mundo de la filatura industrial. Pero en todo lo que llevo leído parece haber una opinión de consenso sobre 3 nudos por ovillo de 50 gramos siendo una cantidad aceptable. 

Lo que te recomiendo

Es muy importante que no ignores el hecho de encontrarte nudos ya que nunca se puede estar segura de que el nudo aguante el lavado. Podría acabar siendo un agujero en tu creación, y eso, desde luego, es un problema mucho mayor que un nudo ¡y mucho más difícil de reparar!

Dependiendo del material del hilo que uses en tu labor te aconsejo diferentes métodos que te solucionarán la lucha contra los nudos.

El nudo mágico

El nudo mágico funciona especialmente bien con algodón, c. Es muy fácil de hacer y te puede servir para dar una nueva oportunidad a todos esos restos de hilo que tienes por casa, creando un ovillo único y, así, podrás aprovechar al máximo tus hilos. 

Para hacer este nudo debes empezar por situar los dos hilos uno al lado del otro, cada uno en una dirección distinta. A continuación toma uno de los cabos y anúdalo al otro hilo. Repite este proceso con el otro cabo y aprieta bien los nudos. Para finalizar junta los dos nudos tanto como puedas, y asegúrate de que estén tan prietos como sea posible. Corta el hilo que sobre ¡y ya lo tienes acabado!



El nudo ruso

El nudo ruso se puede usar con la mayoría de hilos formados por diferentes hebras, especialmente aquellos de algodón o acrílico. Este método necesita la ayuda complementaria de una aguja de coser bien puntiaguda, pero aparte de eso, es un nudo muy simple. 

Si necesitas una aguja de coser puntiaguda te recomiendo que eches un vistazo a esta de Clover , presentada en un estuche genial para evitar que se pierda.

Enhebra la aguja con uno de los cabos y atraviesa el otro hilo, tal y como si estuvieras cosiendo a través del mismo. Para evitar que el hilo se separe deberás realizar este cosido a lo largo de entre 5 y 7 centímetros, y recuerda dejar un lacito en el extremo. Enhebra ahora el otro hilo, pásalo por el lacito y haz como anteriormente, pero sin dejar un lacito esta vez. Cuando lo tengas, aprieta el lacito del primer hilo y corta los cabos restantes. 



Unione con la saliva

La giunzione con la saliva può essere fatta solamente con un filo di lana al 100% e funziona al meglio con filati non trattati. Il metodo però può anche essere utilizzato con lana superwash – bisogna però utilizzare un pò più di olio di gomito 😉 d'altro canto puoi ottenere una giunzione completamente senza nodi, il che rende il passaggio tra due fili completamente invisibile, anche se un po' più spesso. 

I fili si collegano mettendo le due estremità sul palmo di una mano, mentre puntano in due direzioni opposte. Dopodiché bisogna inumidire l'altro palmo della mano (può essere fatto sia con la saliva - da cui il nome - o con l'acqua), dopodiché i due fili vengono mescolati l'uno con l'altro strofinando i due palmi uno contro l'altro. Continua a strofinare finché i fili non si sono inglobati a vicenda.

Come già detto questo metodo può anche essere utilizzato con lana superwash (100% lana). In questo caso bisogna assicurarsi che le estremità del filo siano un po' sfilacciate, cosicché i fili possano unirsi più facilmente durante lo sfregamento.



Unión a punto

La unión a punto es perfecta para hilos compuestos por distintas hebras y evita nudos y remates. Además es un método especialmente efectivo para aquellos hilos más gruesos en los que un nudo sería demasiado visible. 

El método es muy simple. Los hilos de ambos cabos se separan de tal manera que, al tejerlos, acaben teniendo el mismo número de hebras que el hilo original. Es decir: si usamos un hilo de 6 hebras, cada separación tendrá 3 hebras para así conseguir un hilo de 6 hebras cuando las unamos. Un hilo de 5 hebras se separará en dos separaciones de 2 y 3 hebras respectivamente para conseguir un hilo de 5 hebras cuando las unas tejiendo. 

Ahora vamos a ver cómo tejemos estos cabos. Separa los cabos en dos como te he explicado antes y téjelos como harías con cualquier otro hilo. Es importante que hagas un mínimo de 6 puntos para evitar el riesgo de que se deshaga. A continuación continúa tejiendo con el nuevo ovillo. En el revés corta los cabos restantes para evitar que se vean en el derecho. No hay que rematarlos, aunque te aconsejo que los aprietes de cuando en cuando para evitar que acaben siendo demasiado sueltos.

Acabo de comprarme el set de Agujas intercambiables Bamboo Deluxe de Hobbii y tejer con ellas es una auténtica gozada.

Le he llamado “unión a punto” pero he intentado jugar a probarlo con el ganchillo y también funciona. Simplemente ten presente que los puntos de ganchillo necesitan más hilo que los de punto pero, a su vez, no se necesitan tantos puntos para asegurar las uniones. 



Nudo Magic “no ends”:

Una buena amiga me enseñó este método y es el que uso cuando necesito unir dos hilos de acrílico con total seguridad. Quizá no es el más adecuado para novatas pero cuando se aprende no se olvida.

El acrílico ha tenido mala fama durante mucho tiempo pero, de hecho, es el hilo perfecto para infinidad de proyectos. Puedes leer más sobre esto en el post “Cómo escoger el material adecuado: el hilo acrílico”

Coloca los dos cabos uno junto al otro, apuntando en la misma dirección, mientras sujetas los hilos entre tus dedos pulgar e índice. Deja asomar no más de un centímetro sobre las puntas de tus dedos. Ahora sujeta el hilo situado a la derecha (si eres diestra) y enróllalo en tu pulgar, y el hilo entre ambos dedos  - repítelo una vez. Es importante que no cruces los hilos. Toma ahora el hilo y pásalo entre el pulgar y los cabos, así los cabos entrarán al nudo por debajo del pulgar. Tira con cuidado de los hilos que has enrollado en tu dedo pulgar y verás cómo todo se convierte en un nudo perfecto.



Espero que mi pequeña guía sobre los nudos y cómo deshacerse de ellos te ayude a sacar lo mejor de los ovillos con nudos que te irás encontrando en tus labores. Si tienes tus propios métodos y trucos, por favor, ¡cuéntanoslo!

Un cálido saludo

Eva de Hobbii

AHORRA 18%

Rainbow Lace Print - Hobbii

100% Algodón Mercerizado

€ 3,70  € 4,50