Decidirse por los ovillos adecuados: fibras vegetales

Al leer el término “fibras vegetales” uno puede pensar que nos referimos que hablaremos de fibras veganas pero, de hecho, no solo nos referimos a estas. Con este título me refiero a todo tipo de fibras producidas a base de plantas :) 

El hilo de esta categoría no procede de animales, como su propio nombre indica, así que no contiene lanolina y por esto mismo es perfecto para ser usado por personas con alergias. 

Algodón

Posiblemente el tipo de hilo más usado en esta categoría es el algodón, producido en muchas regiones del planeta. El algodón proviene del árbol del algodón y se produce con las fibras que envuelven las semillas del mismo árbol de algodón, algo que aporta a dicho hilo muchísimas ventajas.


El algodón también es el tipo de hilo más usado para labores para bebés por su suavidad, resistencia y por lo transpirable que es - además de poder ser lavado hasta a 60 grados. Además de para infinidad de proyectos para bebés también puede usarse para sus prendas de vestir, mantitas y muñequitos, también llamados amigurumis. Precisamente estos peluches y ositos hechos de algodón son geniales para bebés dada la tendencia a llevarse todo lo que encuentran a la boca, ya que el algodón no suelta pelo, a diferencia de la lana o los materiales sintéticos. Así no acabarán enojados y con su boca llena de pelusas.

Si te ha picado la curiosidad y quieres saber qué son los amigurumis puedes leerte el post de Josefine “Amigurumis - ¿qué son?” en el que te explica algo más sobre este fenómeno. 


El algodón también puede usarse para proyectos de prendas de vestir para adultos, siempre teniendo en cuenta que su alta capacidad de absorción no le hace aconsejable para prendas que tengan que estar en contacto con la lluvia.

Por lo contrario, esta alta capacidad de absorción lo hace perfecto para paños de cocina, una labor que ha ganado muchísimo en popularidad en los últimos tiempos a punto y ganchillo. Los paños de cocina de algodón son buenos para el medio ambiente al no contener microplásticos, a diferencia de los de un solo uso. 

Resumiendo, el algodón se puede usar en infinidad de proyectos para la casa. Por ejemplo, como el algodón es resistente a las altas temperaturas es perfecto para salvamanteles y manoplas, que se pueden crear en multitud de formas, colores y cenefas. 

Si crees que tu casa necesita un toque de decoración extra échale un vistazo al universo de patrones de Hobbii Designs. Puedes encontrar montañas de nuevos y emocionantes proyectos - y añadimos patrones continuamente.

Lo que quizá no sea tan conocido es que el algodón es perfecto para mantas, por ejemplo, en mantas para las frescas vísperas de verano en la que tampoco queremos acalorarnos. El algodón es un hilo pesado y, quizá por esto mismo, rechazado a la hora de crear mantas, pero muchas personas disfrutan de hecho de una manta con ese algo extra de peso. Yo misma me he hecho varias mantas a ganchillo y estoy encantada con ellas ;)

Algodón mercerizado

El algodón mercerizado sigue siendo algodón al 100% pero tratado con natrón bajo presión, lo que rompe la capa exterior de la fibra y le da ese brillo especial. Este proceso provoca qu las fibras encojan entre un 20 y un 25%, reforzando el hilo y evitando que tu labor acabe encogiendo en el mismo grado que encoge con un algodón estándar. 

Sé de buena tinta que muchas ganchilleras prefieren hacer sus amigurumis con algodón mercerizado ya que el amigurumi acabará teniendo un efecto y el mercerizado también otorga al algodón la capacidad de ser muy resistente a la suciedad y las manchas.

Si te pasa como a mi y eres de las que nunca encuentra el momento adecuado para montar la labor te recomiendo que leas mi anterior post “7 trucos que harán de montar labores un juego de niños”, en el que doy consejos y truquis para montar amigurumis.

Bambú

El hilo de bambú se produce con las fibras del bambú, un material que produce un hilo deliciosamente suave. Ya que el bambú crece hasta un metro por día, consume un 35% más de CO2 que otros árboles y normalmente se cultiva sin usar pesticidas el bambú es un material a tener en cuenta si la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente son importantes para ti. 

Como el bambú es suave, transpirable y regula la temperatura de tu cuerpo es un hilo perfecto para los más pequeños de la casa. Además tiene propiedades antibacterianas que aquellos con problemas dermatológicos o alergias seguro agradecerán. 

Es muy raro encontrar ovillos de hilo de bambú al 100% ya que esta composición tendría algunos inconvenientes. Por eso se decide reforzar el hilo con otras fibras, como la acrílica o el algodón. Por ejemplo, la combinación de bambú y acrílico se usa a menudo en calcetines ya que la fibra acrílica es muy resistente y el bambú otorga a la labor una suavidad muy agradable. 

La combinación de bambú con algodón consigue un hilo que ni hecho a medida para paños de cocina ya que ambos tienen un muy buen grado de absorción.

Tencel

Antes de escribir este post no sabía qué era el Tencel pero ahora que he leído tanto sobre él tengo que confesar que necesito probarlo :) 

El Tencel es el hilo más sostenible que se puede encontrar en el mercado a día de hoy gracias a las estrictas condiciones medioambientales de su producción. Se crea con restos de madera (principalmente de haya y eucalipto provenientes exclusivamente de bosques parte de explotaciones sostenibles y otros restos de la industria forestal, lo que le permite ostentar el certificado FSC (Forest Stewardship Council). 

Además de ser super sostenible el Tencel también puede presumir de ser resistente, ultra suave y de tener un brillo excepcional. El hilo tiene una superficie super lisa perfecta para manos expertas, pero una vez se le puede controlar, el producto se disfruta como lo que es: todo un lujo.

Lino

El hilo de lino es sostenible y se produce hilando lino peinado y lavado, pero siempre combinándolo con otros tipos de fibras. El hilo 100% lino puede resultar muy difícil de trabajar así que la mezcla con otras fibras como el algodón, bambú o viscosa le da unas características que solo estos otros materiales le pueden aportar. 

Este hilo es especialmente ideal para ropa de verano y otoño ya que es muy transpirable y da a la labor una apariencia brillante- El lino también va perfecto para accesorios para la casa, como paños o bayetas.

Consejos de lavado

El algodón es el único de esta categoría que se puede lavar a 60 grados. Aunque hay que tener en cuenta que los colores pueden perder algo si se lavan a alta temperatura, por lo que a menudo las fajas de los ovillos y madejas nos recomiendan el lavado a 40 grados. Si el hilo es blanco se puede lavar hasta a 95 grados. 

Los otros tipos de hilos se pueden lavar a 30 o 40 grados en programas de lanas y delicados y algunos necesitan lavado a mano. Lee en la faja las instrucciones precisas de lavado para que no acabes por estropear una labor después de invertir en ella mucho esfuerzo. 

Su punto en común es la necesidad de dejarlos secar en plano para evitar que se deformen.

Aunque el algodón siempre ha sido mi material preferido a la hora de hacer labores tengo que reconocer que los otros materiales me han picado la curiosidad, especialmente el Tencel, suena tan bien que voy a ponerme a buscar un proyecto adecuado para él.

Estáis más que invitadas a comentar con vuestras opiniones sobre vuestros hilos preferidos a la hora de hacer labores, y espero que quizá ahora tengáis ganas de probar algo nuevo gracias a lo que habéis leído.

Saludos afectuosos,

Eva, de Hobbii.dk

Rainbow Cotton 8/4 - Hobbii

100% algodón suave

2,55 €

Ganchillo Soft Touch - Clover

Ganchillo Soft Touch

4,90 €

Ribbon - Hobbii

100% Algodón

14,00 €