Los hilados de fibra sintética se han considerado durante muchos años como un material de segunda por ser, en el pasado, algo más ásperos de lo normal, aunque eso es algo que, a día de hoy, ya no se corresponde con la realidad. La tecnología nos permite que las fibras sintéticas actuales estén disponibles en una enorme variedad de cualidades. Algunas suaves como una pluma, otras con un tacto casi indistinguible de las fibras naturales y muchas otras con acabados de efectos increíbles que podrán poner la guinda al pastel que es tu labor, si lo crees necesario

Acrílico

Más y más tejedoras han empezado a abrirse a probar los hilos acrílicos y sus muchas ventajas y características. El acrílico es muy resistente, tanto en cuanto a la vivacidad de los colores como en su capacidad para mantener la forma original sin deformarse. Independientemente de cuántas veces se lave la labor el color se mantendrá brillante, al igual que la forma - siempre y cuando no se lave a más de 40 grados, ya que las fibras sintéticas no toleran bien las altas temperaturas. 

Otra de sus grandes ventajas es su facilidad para ser tolerado por las personas alérgicas ya que, al igual que las otras fibras sintéticas, no contiene lanolina, un componente que causa reacciones alérgicas a algunas personas. 

Aunque hay que tener presente que el acrílico no es perfecto para prendas de vestir para los más pequeños de la casa ya que es una fibra que no regula la temperatura del cuerpo y los niños no pueden regularse tan bien como los adultos. Es ideal para prendas de vestir como jerseys, bufandas y gorros para adultos. 

 Manta de sofá tejida a ganchillo con Amigo, un ovillo disponible en un amplia gama de colores 👇


El acrílico también es un hilo de producción asequible y, por tanto, una compra para todos los bolsillos. Una gran ventaja para ti, que eres principiante y aún no te atreves a lanzarte a comprar lanas caras, y para ti, que tienes mucha experiencia y precisamente por eso quieres probar si la idea que tienes para ese patrón se deja crear tal y como te la imaginas, antes de ir a por tejidos más caros. 

Hay hilos de acrílico 100% pero a menudo se presenta combinado con otros materiales para así añadir sus mejores cualidades a hilos de algodón o lana. 

Poliamida 

La poliamida tiene multitud de propiedades, entre ellas, su gran resistencia, su simplicidad de cuidados y su alta capacidad elástica. Por eso es tan apreciada como calidad de mezcla, ya que puede convertir otros materiales como la lana en hilados mucho más resistentes que en su calidad al 100%.

Los hilos de mezcla de poliamida son perfectos para labores que requieran ser muy resistentes en el día a día. Tanto calcetines como guantes, prendas que sufren mucho trote y tirones.

Su gran resistencia hace posible, también, que la mayoría de los hilos que contienen poliamida sean lavables a máquina y muy muy fáciles de cuidar. 

Poliéster

El poliéster es, al igual que la poliamida, resistente y elástico, pero, sorprendentemente, también es muy sostenible desde el punto de vista medioambiental. 

Tomando como referencia la cadena de producción un kilo de poliéster solo produce 5 kg de CO2 mientras que, en comparación, para producir un kilo de algodón se emiten 40 kg de CO2. Sin olvidar que su mayor resistencia contribuye a que sea un hilo mucho más sostenible. 

Otra de las ventajas del poliéster es su capacidad para ser transpirable, la cual lo hace ideal para los pequeños de la casa - puedes escoger con toda tranquilidad, por ejemplo, una mezcla de algodón y poliéster para ellos. También reduce las posibilidades de que tu labor encoja y se puede lavar a máquina. 


Instrucciones de lavado

Aunque las fibras sintéticas son muy resistentes también necesitan sus cuidados específicos a la hora de lavarlas, ya que pueden sufrir si las lavas a altas temperaturas. 

Gran parte de estos hilos pueden lavarse a 40 grados y algunos de ellos pueden, incluso, ir a la secadora a baja temperatura, mientras que otros solo toleran un lavado a 30 grados. Unos pocos requieren lavado a mano, así que ten presente las recomendaciones de lavado de las fajas antes de lavar tus labores. Aquellos hilos que no se pueden secar en la secadora necesitan que los seques en plano. 

Además quisiera poner énfasis en que muchos de los hilos sintéticos no deben lavarse usando suavizante - algo que también ayuda a proteger el medio ambiente. 

En mi experiencia personal trabajando con acrílico solo puedo decir que es un material que me encanta. El que he podido tener en mis manos era suave y agradable y muy fácil de encontrar en un grosor que permite avanzar rápido en tus labores sin costarte un riñón ;) Después de informarme para escribir esta parte de “Decidirse por los ovillos adecuados” me ha entrado curiosidad por probar otros tipos de hilos sintéticos.

¿Qué opinais? ¿Os gustaría probar a trabajar con ovillos sintéticos? ¿O preferís las fibras naturales? Estáis más que invitadas a dejar un comentario contándonos cuál es vuestro favorito :)

Un cálido saludo

Eva, de Hobbii

Diablo Wild Print - Hobbii

40% Acrílico, 30% Mohair, 30% Poliamida

8,20 €

Universe XL - Hobbii

98% Acrílico Premium, 2% Poliéster

12,00 €