Cuando tejes prendas de ganchillo la tensión es muy importante. Si la tensión es irregular, puede resultar en calcetines de dos tallas distintas, mangas que no son igualmente largas, vueltas retorcidas etc. 

¿Soy demasiado dramática? Puede ser. Pero puede ser bastante frustrante cuando has pasado interminables horas en un proyecto con el que no estás contenta.

Por lo tanto, aquí hay algunos consejos y trucos sobre cómo puedes mejorar la tensión para un resultado uniforme y hermoso una y otra vez. 


¿Qué es exactamente la tensión de ganchillo?

Se utiliza para describir la tensión de los puntos y por lo tanto cuántos puntos y vueltas debes tener en cada centímetro en un proyecto terminado. Si aprietas mucho al tejer, tendrás más tensión. Por lo tanto, los puntos serán más pequeños y las vueltas más cortas. Si, por otro lado, tejes de manera muy suelta, tendrás menos tensión. Por lo tanto, los puntos serán más grandes y las vueltas más largas. 

Si por lo general tienes una tensión muy uniforme - es decir, si tejes solo de manera muy suelta o muy apretada - no tendrás ningún problema. Para tejer de manera más suelta puedes subir un grosor de la aguja de ganchillo. Por el contrario, puedes bajar un grosor si quieres tejer de manera más apretada.

El reto viene si la tensión es irregular. Ahí tendrás un gran problema.  

A continuación se muestra el resultado de una tensión desigual 👇 El cuadrado tiene el mismo número de puntos en cada vuelta. La gran diferencia está en la tensión. Donde en la parte inferior se ha tejido de manera muy apretada, en la parte superior los puntos son más sueltos. 

Aquí también es importante recordar que la irregularidad sólo se ve más cuanto más grande sea el proyecto. Por ejemplo, si tejes un par de mangas de 60 vueltas, verás mucha diferencia si no tejes con la misma tensión. 


¿Cómo puede asegurar una tensión uniforme?

Hay varios trucos que pueden ayudarte a obtener una tensión uniforme. Empezaré con lo aburrido...

 

Práctica, práctica, práctica

Lo sé. Es obvio y no muy divertido. Y no te estoy diciendo que tienes que tejer 100 jerseys de prueba antes de empezar a tejer de verdad. 

Simplemente significa que requiere que practiques las técnicas haciendo muestras simples varias veces hasta que hayas cogido el truco. A medida que hagas muestras, con suerte notarás que será más fácil. Así también tendrás una tensión más uniforme. 

 

CONSEJO: Si vas a tejer con algodón puedes tejer unos cuadrados de 15-30 cm como muestras. También se pueden utilizar como paños de cocina Así te costará menos tejer las muestras, y no importa mucho si no están 100% uniformes. Si tejes con otros materiales o hilos caros, puedes tejer una sola muestra y luego deshacerla para utilizar el hilo para otra muestra. De esta manera solo gastas el mismo hilo y guardas el hilo sin tejer para el proyecto.

 

Cómo colocar el ovillo

A medida que tengas más rutina, tendrás una tensión más uniforme. Pero incluso como tejedora con años de experiencia tengo que cuidar la tensión, que también significa controlar el ovillo. 

Por ejemplo, el ovillo crea tensión naturalmente si es completamente nuevo y si se extrae el hilo del centro. Después de haber tejido el hilo del centro, el ovillo estará más suelto y pierde tensión. 

Para evitar un resultado uniforme, puedes sacar unos metros del centro antes de tejer para luego tener la misma tensión. 

Puedes colocar el ovillo en un cuenco para ovillos y tejer desde la parte exterior del ovillo. De esta manera, el ovillo no se mueve y tendrá la misma tensión 



Encuentra el agarre adecuado

No existe una manera equivocada de cómo agarrar el hilo. Lo más importante de tu agarre es que:

 

  1. Tengas un buen agarre. Si te sientes insegura o si se te cae el hilo, a veces tejemos con más tensión automáticamente.

  2. Puedes aguantar el agarre durante mucho tiempo y  si rápidamente te cansas, tienes que parar más a menudo y tomarte un descanso. Si te cansas puedes perder la tensión fácilmente.

 

A continuación te voy a mostrar algunos de mis agarres preferidos, dependiendo del grosor del hilo, la técnica etc.

 

Método 1 que utilizo más. Funciona bien para tejer con una tensión apretada. Controlas la tensión apretando el hilo entre el índice y el dedo corazón. Cuanto más aprietas los dedos, más tensión. 


Método 2 es bueno si te gusta el método 1 pero necesitas un poco más de tensión - por ejemplo, para amigurumi. Aquí envuelves el hilo alrededor de tu muñeca antes de envolverlo alrededor de la palma de tu mano. Por lo tanto, sigues usando tu índice y el dedo corazón para controlar la tensión, pero al haber envuelto el hilo más veces, tendrás más tensión. 


Método 3 es más para hilos más finos, por ejemplo Rainbow Cotton 8/4. Aquí envuelves el hilo alrededor del dedo meñique antes de guiarlo sobre tu dedo índice. De esta manera, se puede apretar el hilo entre el dedo índice y el dedo corazón, así como el dedo meñique y anular y obtener un control total sobre el hilo. 


Todo es probar. Aquí YouTube también nos puede ayudar. Allí se pueden buscar diferentes técnicas de ganchillo y ver distintas maneras de agarrar el hilo. 

 

Recuerda: Si ninguno de los agarres te hace sentir cómoda, no tengas miedo de experimentar y personalizar los métodos. Repito: Tienes que sentirte cómoda utilizando el método !

Tienes algún truco para obtener una tensión uniforme? Por favor, compártelos con nosotros en la sección de comentarios








 

AHORRA 29%

Rainbow Cotton 8/8 - Hobbii

100% algodón suave

€1,80  €2,55