Si tuviera que describir los mandalas con una sola palabra, sería: simetría. Para mi la simetría es lo que hacen los mandalas tán mágicos - la combinación de colores vivos con las repeticiones de puntos. Relajan mucho los ojos y la mente 💆‍♀️


Sin embargo, mi primer mandala no era nada relajante. 😅 Todavía no era experta en la simetría, por lo cual acabé con un resultado poco ordenado en su aspecto. Con trucos y técnicas puedes evitar cometer los mismos errores que yo y empezar a tejer unos mandalas muy bonitos. 

¡Estiramientos! 🧘‍♀️

Cuando llevas muchas horas con un proyecto de ganchillo, lo notarás rápidamente en el cuello y los hombros. Es importante hacer estiramientos de vez en cuando, por ejemplo, entre cada vuelta. 

Y ya que estás de pie, deberías estirar el proyecto también antes de empezar la siguiente vuelta. 

Al sujetar la labor mientras tejes puede hacer que los puntos sean más alargados y menos estrechos. Es difícil darse cuenta, especialmente si tu proyecto se teje en redondo. 

Así que aunque tengas la cantidad correcta de puntos y aumentos, lo que estás tejiendo no siempre queda plano. Quizás piensas que has tejido con una tensión demasiada apretada, pero el problema puede ser el resultado de puntos alargados. Si deshaces todos los puntos para empezar de nuevo con una tensión más floja, no puedes estar seguro de obtener un proyecto plano por el cambio de tensión.


Evita ese problema estirando los puntos después de cada vuelta. Así los puntos se quedan más uniforme y puedes ver si estás tejiendo con la tensión correcta. 

Cómo estirar los puntos

Coloca tu proyecto en el suelo o una mesa. Coge el borde del proyecto con las dos manos y sacuda el proyecto como si fuera una manta. Repite el proceso por todo el borde del proyecto. 

Ahora comprueba si el proyecto tiene una superficie uniforme y plana. 


OJO: Es importante no forzar el estiramiento de los puntos para obtener la tensión correcta. Al forzar los puntos no tendrás el resultado deseado más adelante. Hay que estirar los puntos sacudiendolos ligeramente.



(De izquierda a derecha) antes y después del estiramiento ☝


Psst… También es importante hacer estiramientos para los hombros y el cuello. Además podrías probar una almohadilla deluxe. Así puedes tejer en una posición cómoda para las manos y los brazos sin tener que subir los hombros. 


Utilizar marcadores

¡Como tejedora me encantan los marcadores ya que son muy prácticos! Para tejer mandalas los utilizo para:

Marcar aumentos

En algunos mandalas los aumentos se alinean uno encima de otro. Muchas veces soy capaz de detectar dónde están los aumentos, pero otras veces se me pasan por completo (es decir: cuando estoy viendo la tele). 

Aquí los marcadores son muy prácticos ya que me recuerdan cuándo tengo que aumentar. Si me estoy acercando al aumento, notaré el marcador automáticamente con la mano, y así no se me pasan los aumentos. 


Marcar las cadenetas del inicio de la vuelta

Los mandalas se tejen normalmente en espiral, y cada vuelta suele empezar con una o varias cadenetas. Dependiendo del hilo del proyecto puede resultar un poco difícil encontrar la última cadeneta y el primer punto bajo, medio alto o alto de la vuelta. 

Por eso suelo colocar un marcador en la última cadeneta antes de empezar la vuelta para saber justo dónde unir la vuelta. 


Encontrarás una gran selección de marcadores aquí.


Olvida el punto raso

No tienes que terminar la vuelta con un punto raso. Un punto raso puede ser bastante visible en el resultado final, rompiendo la uniformidad de los demás puntos. 

Si lo quieres evitar, puedes:


1️⃣ Cortar la hebra y sacar el bucle con la aguja

2️⃣ Enhebrar una aguja lanera con el extremo

3️⃣ Insertar la aguja en el punto a continuación del punto donde normalmente harías el punto raso (por ejemplo, si ibas a hacer el punto raso en la última cadeneta, tienes que insertar la aguja lanera en el punto a continuación)

4️⃣ Insertar la aguja por el bucle del frente y el bucle de atrás del último punto de la vuelta

5️⃣ Tirar del hilo y rematar en el lado revés del proyecto




Encontrarás la aguja de la foto aquí aquí.


La técnica aquí significa que tienes que cortar la hebra después de cada vuelta y por lo tanto tendrás más extremos que rematar. Pero el resultado es fantástico y merece la pena. 

Olvida las cadenetas

Ya que estamos hablando de cómo unir las vueltas, también merece la pena hablar de el inicio de las vueltas. Normalmente se hacen con cadenetas, pero hay trucos para fingir tejer un punto bajo, un punto medio alto o un punto alto. 

Si la vuelta se teje a punto medio alto o a punto alto debes tejer de la siguiente manera: 


1️⃣ Haz un bucle y colócalo en la aguja de ganchillo, igual que cuando tienes que tejer una cadena de cadenetas.

2️⃣ Haz una lazada igual que cuando tienes que tejer un punto medio alto o un punto alto. Coloca un dedo en el bucle para que no se tuerce en la aguja.

3️⃣ Inserta la aguja de ganchillo en el punto en el que normalmente empezarías las cadenetas y teje el punto medio alto o el punto alto como siempre





OJO: Es importante sujetar el bucle para que no se tuerza. Al terminar el punto el bucle se fijará automáticamente y lo puedes soltar y seguir tejiendo.


Si estás tejiendo a punto bajo el proceso es casi igual, solo que no haces la lazada. 


1️⃣ Haz un bucle y colócalo en la aguja de ganchillo, igual que cuando tienes que tejer una cadena de cadenetas.

2️⃣ Inserta la aguja de ganchillo en el punto en el que normalmente tejerías la cadeneta y en su lugar teje un punto bajo normal (haz una lazada y saca la hebra por el primer bucle, haz una lazada y saca la hebra por los demás bucles)




Éxito con zig-zag

A veces tienes tantas ganas de terminar un proyecto que no prestas mucha atención a la hora de rematar las hebras. Pero el proceso de rematar es muy importante si no quieres estropear el proyecto final 😢

Mejor tomarse el tiempo para rematar bien las hebras - de hecho no es tán difícil o aburrido.

Yo suelo utilizar el método zig-zag. Con este método las hebras se quedan en su sitio sin aparecer con el tiempo de uso.

El método consiste en rematar la mitad del extremo en una dirección y la otra mitad en otra, como se puede ver en la foto a continuación 👇

Cuantas más veces cambies de dirección, mejor rematarás el extremo. 

¡Y ya está!

Ya tienes tu mandala bonito ✨

¿Ya has tejido un mandala? ¿O quizás estás tejiendo uno ahora mismo? Comparte tus fotos con nosotros de la siguiente manera:

 


¡Nos ENCANTARÍA ver vuestros bonitos proyectos de ganchillo! Por favor, no dudéis en mandarnos fotos 😍


 

AHORRA 22%

Rainbow Cotton 8/8 - Hobbii

100% algodón suave

2,00 €  2,55 €
AHORRA 23%

Rainbow Cotton 8/8 Color Pack 10 - Hobbii

100% algodón

17,60 €  23,00 €
AHORRA 48%